Bienvenido al blog de vino de Mark O’Neill

  • en
  • es
 

Vinos en vacaciones 2 – Vinos de Ischia

La semana pasada estuve en el sur de Italia probando los vinos de Ischia, en la bahía de Nápoles. Supongo que la mayoría de los que leen el Blog de vino han estado en Roma o Nápoles, pero no en Ischia. Unos buenos amigos de Australia nos sugirieron reunirnos allí ya que estaban de ruta por Europa y planeaban pasar unos días de relax en Ischia y era además una buena oportunidad para descubrir un sitio nuevo.

A menos de una hora en barco a motor desde Nápoles su intenso verdor, su carácter volcánico, sus baños de aguas termales, sus calas accesibles solo por mar o por estrechas e incomodas sendas al estilo de las cabras montesas, pintaban bien como destino para pasar un par de días de vacaciones. Moverse por la isla es bastante fácil ya que, hay un montón de taxistas locales a disposición  además de, un buen sistema de transporte público definido por dos rutas de autobús AC o DC, que recorren la isla según las agujas del reloj y al revés, con un par de rutas más atravesando el interior de la isla. Lo más conocido de la isla y de obligada visita es el Castillo de los Aragoneses.

La primera fortaleza fue construida 500 años A.C. durante el paso de los años fue invadida, destruida y reconstruida cada vez con más ímpetu. Las vistas desde arriba son inigualables y su historia y leyendas, cautivadoras. Llama la atención la historia del cementerio de las monjas y las veces que hizo de refugio de los isleños durante la furia del volcán, las invasiones o los terremotos. El castillo tiene una Bodega muy antigua situada en la parte más alta de un viñedo plantado en un sistema de terrazas en la parte sureste del castillo. Hay incluso un Hotel Boutique chulísimo que en su día fue un convento y donde tengo pensado quedarme en mi próxima escapada a Ischia.

Antiguamente la isla vivía de la pesca y la agricultura. Hoy en día todavía encuentras por la mañana temprano a los pescadores que se acercan al puerto a vender el pescado desde sus barcos, a la gente del pueblo. Los pequeños agricultores se juntan en las plazas y ofrecen allí sus frutas y verduras. Los calamares frescos fritos en aceite de oliva estaban deliciosos, al igual que los tomatitos, las nectarinas y los albaricoques, tan dulces como la miel.

Fishermen in Ichia

El cultivo de la viña se desarrolla en la isla desde que los griegos la descubrieron, pero eran los griegos de entonces no los que ahora están pasándolas canutas para salir de una situación económica complicadísima. Durante el dominio romano se la conocía como “Enaria”, que significa tierra de vino. El templado clima mediterráneo, los suelos volcánicos y las suaves brisas del mar aseguran producciones de vinos de calidad. La vendimia es a mano en terrenos escarpados y de difícil acceso. Es un trabajo duro y peligroso.

Ischia tiene sus propios varietales autóctonos, Biancolella y Falanghina para los blancos y Guardaniccia para los tintos. Caté varios de los vinos de las seis o siete bodegas familiares que hay en la isla. En general me quedé muy satisfecho e incluso sorprendido con la calidad de estos vinos pero ojo cuando en los restaurantes pides vino de la casa la mayoría te sirven vino de garrafones de 20 litros oxidado y lógicamente no demasiado apetecible, una pena.

Vinos de Ischia

Concretamente me gustaría recomendar Casa D’Ambra Biancholella como un blanco perfecto para diario (el blanco superior elaborado con Falanghina también estaba muy bueno). Amarillo pálido, vibrante y con ligeros tonos afrutados y florales.

Es un vino ideal para acompañar un  plato de pasta fresca con tomatitos cherry, mini calabacines y albahaca fresca o pasta con mejillones y almejas. Casa D’Ambra es la bodega en explotación más antigua de la isla y data de 1888.  Cuentan con la más moderna tecnología para elaborar vinos de calidad. Merece la pena probarlos.

La próxima semana me voy a Irlanda, donde tengo pensado probar cervezas de elaboración artesanal. La verdad es que me encantaría traerme una selección de cervezas artesanales, ¿qué os parece?

Etiquetas
Escrito por

Soy un Nor-Irlandés afincado en Valencia. Mi carrera en el mundo del vino comenzó hace ahora más de tres décadas, en Londres, dónde me diplomé en la prestigiosa escuela WSET. Soy el fundador de TheWinePlace.es, un lugar donde los aficionados pueden disfrutar de una selección de vinos internacionales y Verde Marte, una empresa dedicada a exportar vinos españoles. También, cursos.thewineplace.es, un ‘approved programme provider’ de los cursos de la escuela WSET. Desde mi columna semanal en el diario El Mundo y 5 Barricas, una revista de vinos online, trato de satisfacer la curiosidad de los aficionados desde una postura cercana y sencilla.

Sin comentarios

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies