Bienvenido al blog de vino de Mark O’Neill

  • en
  • es
 

Riesling con salteado de verduras

Riesling con salteado de verduras, una combinación perfecta. Imagínatelo, llegas a casa tarde del trabajo, cansado y con un hambre tremenda pero no tienes ganas de cocinar. Anoche, fue una de esas noches. En la despensa tenía medio pimiento rojo, media bandeja de champiñones, una zanahoria, un trozo de apio, dos cabezas de ajo, un huevo y un trocito de lomo de cerdo que había hecho en la barbacoa el fin de semana. Me quedé pensando que hacer y me vino a la cabeza la idea de un salteado. Es rápido, fácil y muy sabroso.

Para darle el toque maestro tenía en la nevera una botella de Fritz Willi Riesling (Mosel, Alemania). Es un vino muy fresco con aromas florales, tonos de cítricos en boca y un final mineral. El nombre del vino está inspirado en el  rey Fredrich Wilhem III de Prusia, que también da nombre a la bodega. Estoy seguro que se sentiría orgulloso de dar nombre a este gran vino. ¿Crees que a principios del siglo XIX también hacían salteados en Prusia?

 

Riesling con Salteado de Verduras

Tiempo estimado de preparación: 10 minutos para los preparativos y 5 minutos para cocinar.

Ingredientes ‘ Riesling con Salteado de Verduras ‘ para dos personas

Aceite vegetal

(Yo utilicé la salsa de un pollo que había asado la noche anterior.  Siempre es bueno guardarse las salsas de carnes guisadas para darle un toque sabroso a otros platos)

  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 zanahoria pequeña
  • 10 champiñones pequeñitos
  • 1 apio
  • 3 ajos tiernos
  • Pimienta negra recién molida
  • un puñado de brotes de soya
  • una cucharadita de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • unos trocitos de chiles secos picantes (opcional)
  • 1 huevo
  • un trozo sobrante de lomo o mejor de solomillo de cerdo

Corta en trocitos pequeños todos los ingredientes, sobre todo las zanahorias porque éstas son mas duras y necesitan mas tiempo para cocinarse. Corta el cerdo en en rodajas finas y mantenlas a parte.

Si no tienes un wok utiliza la sartén mas honda que tengas. Calienta el aceite y añádele todas las verduras excepto las judías verdes; remuévelas para que todas se impregnen de aceite y así no se peguen y no se quemen.

Añade la pimienta fresca molida y los copos de chile seco (si es de tu agrado) y un chorrito de aceite de sésamo y de salsa de soja (esta ya es salada de por si y por ello yo no le pongo sal)

Añade los brotes de soya  y no dejes de remover.

En este momento las verduras deberían estar ya doradas con una ligera salsa con aromas de sésamo y soja.

Ahora es cuando añades los trocitos de cerdo para que cojan temperatura y rompes un huevo sobre la mezcla y lo remueves para que se mezcle con todo lo demás. Si no quieres añadir carne el plato estará igual de bien.

Apártalo del fuego; listo para servir.

Casi imposible de superar en lo que a cenas suculentas, fáciles y rápidas, para dos se refiere. La combinación de los sabores del salteado con la frescura aromática del riesling es impresionante.

Escrito por

Soy un Nor-Irlandés afincado en Valencia. Mi carrera en el mundo del vino comenzó hace ahora más de tres décadas, en Londres, dónde me diplomé en la prestigiosa escuela WSET. Soy el fundador de TheWinePlace.es, un lugar donde los aficionados pueden disfrutar de una selección de vinos internacionales y Verde Marte, una empresa dedicada a exportar vinos españoles. También, cursos.thewineplace.es, un ‘approved programme provider’ de los cursos de la escuela WSET. Desde mi columna semanal en el diario El Mundo y 5 Barricas, una revista de vinos online, trato de satisfacer la curiosidad de los aficionados desde una postura cercana y sencilla.

Sin comentarios

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies