Bienvenido al blog de vino de Mark O’Neill

  • en
  • es
 

Guía de cata para madres primerizas

En esta Guía de cata para madres primerizas durante la lactancia, os voy a dar una serie de consejos y técnicas que podréis poner en práctica durante la lactancia.

La vida cambia, te haces mayor, conoces gente, cambias de trabajo, viajas y finalmente formas una familia, lo que supone un cambio drástico en tu vida que afecta a más cosas de las que en principio imaginas incluyendo tus papilas gustativas y la forma en que organizas tu tiempo. Mi vida ha dado  un giro de 180 grados y en mi bodega antes perfectamente organizada se ha visto invadida por nuevos elementos como biberones vacíos y muñecos y sonajeros, pero no lo cambiaría por nada.

Tener un bebé es algo mágico y si eres capaz de amamantarlo de forma continuada durante semanas o incluso meses, es estupendo, sobre todo por aquello que todos hemos oído que es que es la mejor forma de criar un niño favoreciendo el desarrollo de sus defensas. Sin embargo, hay que decir que no es una tarea tan simple, y ya no me refiero al aspecto físico o psicológico, sino al logístico. Una madre debe estar lista para amamantar a su pequeño en cualquier momento y a la espera del llanto que indica que es momento  de la siguiente toma.

De todos modos, con la tecnología, hoy todo es posible. Los extractores de leche son un invento estupendo,  si se me hubiera ocurrido a mi hoy en día sería mas rica de lo que nunca hubiera podido imaginar. Los extractores de leche funcionan de modo que la leche materna pasa directamente al biberón especial que te da la opción de utilizarlo de forma inmediata para alimentar a tu bebé o guardarlo hasta incluso tres meses.  Lo mejor es la libertad que da a la madre para poder separarse de su bebé unas horas y dedicarse a otros quehaceres, ya sean estos relacionados con el ocio o con el trabajo, como es por ejemplo mi caso con las catas de vino.  Leyendo libros y artículos sobre madres primerizas, estos aconsejan hacer un par de cosas a la semana sin tu bebé y  para poder llevarlo a cabo los extractores de leche son una gran ayuda.

Habiendo trabajado en el mundo del vino durante más de 10 años, la cata es una parte fundamental de trabajo y de mi vida. Cato al menos una vez a la semana y he tenido la suerte de que mi sentido del gusto no se haya visto afectado  durante mi embarazo, como les ocurre a otras madres. Si no pudiera catar, no podría hacer mi trabajo correctamente. Como miembro del panel de cata bimensual de Liquor Barons asisto a eventos de forma regular en Perth y visito bodegas en WA.  Para poder asistir a catas de vino y moverme libremente sin mi bebé tengo que planificar anticipadamente toda la jornada de trabajo. Con la experiencia he ido aprendiendo técnicas que me ayudan a organizarme mejor:

  1. Pedir ayuda a alguien para que se encargue de cuidar y alimentar al bebé cuando estas fuera, ya sea este tu marido, un amigo o un familiar.
  2. Ser eficiente. Tienes que catar con rapidez por lo que es recomendable llegar a la cata puntual, o incluso antes de la hora, para poder completar la cata antes de que la sala este demasiado llena y se convierta en misión imposible completar el recorrido.
  3. Ser paciente y tranquilo. Si te comportas de forma impaciente e irracional solo empeorarás la situación, así que recuerda “mantén la calma y continúa”.
  4. Invierte en la compra de un extractor de leche con kit de manos libres. Si quieres poder salir de casa y asegurarte que siempre hay leche para tu bebe tienes que invertir en este aparato que puede llegar a costar desde 250 a 500 dólares australianos. Esto te permitirá que mientras haces la cena u organizas tu casa, estés al mismo tiempo extrayendo leche para las tomas posteriores con el consiguiente ahorro de tiempo. Lo mejor es hacerlo justo antes de salir para ir mas “ligera” y cómoda.
  5. AP: Actitud Positiva. No te sientas culpable por dejar al bebe unas horas, todo el mundo necesita un descanso y relajarse.
  6. Se flexible. Dependiendo de terceros implica posibles cancelaciones de última hora que no te desbaraten el plan.
  7. Prepárate para posibles dolores de espalada. Amamantar implica gestos y posturas diferentes que afectan a tu espalda y pasar una tarde completa de pie catando puede llegar a ser bastante doloroso.
  8. Si no puedes salir para asistir a catas, quizás puedas organizar catas en casa con amigas. Otras mujeres con intereses y situaciones similares a la tuya, puede que encuentren interesante la posibilidad de ir a casa de otra y llevar cada una un vino y unos snacks para catar y comentar en una atmosfera más relajada e informal que la de una sala de catas. El “club del libro” podría pasar a ser el “club de vinos”.
  9. Evita ropas ajustadas y escotes. Es posible que antes te quedaran estupendos pero en esta etapa en la que amamantas al bebé y las tallas pueden verse dilatadas, lo último que quieres es reclinarte sobre una escupidera en una habitación llena de aficionados al vino mientras tus atributos quedan sobreexpuestos.
  10. Ten en cuenta que en cualquier momento puedes pasar a ser víctima del “modo bebe” y no poder pensar en otra cosa.

La semana pasada puse en práctica todas las reglas de la “Guía para madres primerizas en periodo de lactancia” y me fui a una cata al Royal Freshwater Bay Yacht Club. Funcionó la las mil maravillas. Llegué puntual y tuve la oportunidad de conocer a Chester Osborn de d’Arenberg y a Steve Weber y a Leanne de De Bortoli Wines  antes de que llegara la gran mayoría de asistentes. Fue una experiencia increíble tener la oportunidad de conocer a todos los enólogos y catar con ellos. Aunque cuando llegue a casa estaba agotada, el esfuerzo mereció la pena.

Una madre feliz hace feliz a su bebé y espero que mí los consejos que doy en mi “Guía para madres primerizas en periodo de lactancia” sea útil para otras madres en mi situación y  recuerda: planificación y preparación anticipada son la clave del éxito. Poder compaginar tu vida con la del bebé y ser feliz, a veces puede ser un reto, pero si lo logras es increíble.

Si en alguna ocasión no puedes asistir a una cata, siempre puedes catar en casa. Yo esta noche voy a catar Picardy Sauvignon Blanc Semillon 2012 de Pemberton.  Es perfecto después de asistir a la reunión de madres primerizas y haber pasado el día cambiando pañales y atendiendo al bebé.

Blogger invitada: Ruth Turnbull, blogger experta en vino y consultora vinícola. Su formación comienza en Bordeaux, para complementarse en Londres con  el WSET Diploma in Wines & Spirits. Ruth trabaja como Relaciones Publicas en la industria vitivinicola y vive en Perth, al Oeste de Australia. Para seguir su carrera profesional  y ver los comentarios de sus últimas catas puedes consultar su página web www.developyourpalate.com y su Facebook donde encontrarás interesantes comentarios sobre su colaboración con TheWinePlace.es en el apartado de vinos sobre el Nuevo Mundo.

Espero que os haya gustado mi Guía de cata para madres primerizas

Escrito por

Soy un Nor-Irlandés afincado en Valencia. Mi carrera en el mundo del vino comenzó hace ahora más de tres décadas, en Londres, dónde me diplomé en la prestigiosa escuela WSET. Soy el fundador de TheWinePlace.es, un lugar donde los aficionados pueden disfrutar de una selección de vinos internacionales y Verde Marte, una empresa dedicada a exportar vinos españoles. También, cursos.thewineplace.es, un ‘approved programme provider’ de los cursos de la escuela WSET. Desde mi columna semanal en el diario El Mundo y 5 Barricas, una revista de vinos online, trato de satisfacer la curiosidad de los aficionados desde una postura cercana y sencilla.

Sin comentarios

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies